banner web prinicpal fisiovitae

PILATES MÁQUINA

Si vais a comenzar con la práctica de Pilates seguro que una de las preguntas que os habéis planteado es la de ¿Pilates suelo o Pilates en máquinas? ¿Cuál es mejor? ¿Cuál te hace trabajar más? Os explicamos las diferencias entre ellos y cuál es el adecuado para cada momento o cada objetivo.

La práctica de pilates creada por Joseph H. Pilates hace casi un siglo, está más de moda que nunca, y es que no sólo ayuda a mejorar la condición física, sino también la capacidad de control y concentración.

Si eres principiante es una muy buena idea comenzar por Pilates en máquinas, ya que éstas nos sirven para asistir el movimiento del cuerpo. En lugar de luchar directamente contra la gravedad en los ejercicios, los muelles de las máquinas de Pilates nos ayudan a ejecutar el movimiento y a conocer las bases del Pilates en suelo. Las resistencias de las máquinas pueden regularse, de modo que nos permiten ir aumentando la intensidad poco a poco. Las máquinas son también una buena opción para las personas con movilidad reducida.

Los ejercicios son los mismos pero las máquinas tienen una doble función. Pueden ofrecer ayuda o pueden ofrecer resistencia, lo que amplía enormemente el abanico de niveles a la hora de trabajar.

Así, durante la fase de aprendizaje de los ejercicios sería conveniente dedicarle más tiempo a las máquinas y una vez aprendidos correctamente movimientos y respiración, pasaríamos a dedicarle más tiempo al suelo, hasta realizar cada ejercicio a la perfección, y llegado este punto, si quisiéramos seguir mejorando, volveríamos a las máquinas para aprovechar sus resistencias y seguir mejorando. Todo esto sin olvidar que ambos deben ser combinados.

El Pilates con máquinas se realiza con una serie de aparatos diseñados específicamente para este tipo de ejercicios. Cada máquina admite cientos de ejercicios y para su uso es necesario que un instructor en pilates nos vaya indicando correctamente qué ejercicio practicar en cada momento. El más completo de todos estos aparatos es el Reformer. Esta máquina ha evolucionado tanto hasta el punto de existir una rama del Pilates específica para este aparato. Consiste en una especie de cama con unos raíles sobre los que se desliza una plataforma, dispone también de varios agarres, muelles, poleas, etcétera que ofrecen infinidad de posibilidades para ejercitarse.

 

Fuentes de consulta

Webconsultas

Vitonica

Volver