BENEFICIOS

Efectiva

Muy efectiva para combatir los Puntos Gatillo Miofasciales a nivel muscular, es una técnica invasiva que precisa la utilización de una aguja para llegar a la musculatura donde se aloja el PGM para estimularlo. Con lo que conseguimos una respuesta de contracción muscular local y otra de activación del Sistema Nervioso Central (SNC) que comienza un proceso de autoregeneración de los tejidos.

Profunda

Llega a tejidos que manualmente es muy complejo abordar. Gracias a la utilización de la aguja podemos tratar con total seguridad musculatura profunda que en una gran mayoría de ocasiones son la responsables del dolor y la rigidez articular.

Recupera

Gracias al proceso de autocuración tisular que provoca la activación del PGM ayuda a curar lesiones crónicas que llevan mucho tiempo provocando disfunción muscular o articular. Normalmente aparece dolor tras la técnica que suele durar entre 24 y 48 horas. Después de este proceso inflamatorio agudo, necesario fisiológicamente, se produce una notable mejoría en la mayoría de los casos.

Alivia

Se produce una inmediata disminución del dolor, aumenta la irrigación sanguínea tisular, mejora la contracción de las sarcómeras, mejora la contractibilidad del huso neuromuscular, corrige hacia el normotono muscular, en definitiva elimina la disfunción miofascial.

BENEFICIOS

Efectiva

Muy efectiva para combatir los Puntos Gatillo Miofasciales a nivel muscular, es una técnica invasiva que precisa la utilización de una aguja para llegar a la musculatura donde se aloja el PGM para estimularlo. Con lo que conseguimos una respuesta de contracción muscular local y otra de activación del Sistema Nervioso Central (SNC) que comienza un proceso de autoregeneración de los tejidos.

Profunda

Llega a tejidos que manualmente es muy complejo abordar. Gracias a la utilización de la aguja podemos tratar con total seguridad musculatura profunda que en una gran mayoría de ocasiones son la responsables del dolor y la rigidez articular.

Recupera

Gracias al proceso de autocuración tisular que provoca la activación del PGM ayuda a curar lesiones crónicas que llevan mucho tiempo provocando disfunción muscular o articular. Normalmente aparece dolor tras la técnica que suele durar entre 24 y 48 horas, después de este proceso inflamatorio agudo, necesario fisiológicamente, se produce una notable mejoría en la mayoría de los casos.

Alivia

Se produce una inmediata disminución del dolor, aumenta la irrigación sanguínea tisular, mejora la contracción de las sarcómeras, mejora la contractibilidad del huso neuromuscular, corrige hacia el normotono muscular, en definitiva elimina la disfunción miofascial.

¿Qué es un Punto Gatillo Miofascial? (PGM)

Los puntos gatillo son zonas del músculo débiles y con gran sensibilidad a la palpación. Se producen cuando las sarcómeras (zonas de las fibras musculares dónde se contrae el músculo) quedan permanentemente en contracción por la liberación continua de la acetilcolina, que impide la relajación de las fibras y disminuye el flujo de sangre.

Los puntos gatillo miofasciales suponen un componente esencial de las extremadamente comunes disfunciones neuro-músculo-esqueléticas (David G. Simons)

La aguja se puede considerar una extensión de los dedos del fisioterapeuta, una técnica palpatoria más, gracias al efecto “varilla”

¿Qué es un Punto Gatillo Miofascial? (PGM)

Los puntos gatillo son zonas del músculo débiles y con gran sensibilidad a la palpación. Se producen cuando las sarcómeras (zonas de las fibras musculares dónde se contrae el músculo) quedan permanentemente en contracción por la liberación continua de la acetilcolina, que impide la relajación de las fibras y disminuye el flujo de sangre.

Los puntos gatillo miofasciales suponen un componente esencial de las extremadamente comunes disfunciones neuro-músculo-esqueléticas (David G. Simons)

La aguja se puede considerar una extensión de los dedos del fisioterapeuta, una técnica palpatoria más, gracias al efecto “varilla”

VÍDEO DEL TRATAMIENTO

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte? 😊